GAFE, CONTADORES & ABOGADOS, S.C.

CONTADORES PÚBLICOS Y ABOGADOS

 

Regresar a Menú Anterior

 

Es de explorado derecho que de conformidad con lo dispuesto por los artículos 21, 23 y 163 de la Ley de Amparo, el plazo para la interposición de la demanda de amparo directo ante la autoridad responsable es de quince días hábiles.

 

             Si bien es cierto que la Ley de Amparo, utiliza indistintamente las expresiones “termino” y “plazo”, como sinónimos, lo cierto es que tales locuciones poseen significados completamente disímiles.

 

             La expresión Plazo, (deviene del latín placitum, convenido término o tiempo señalado para una cosa.) Es el acontecimiento futuro de realización cierta a que está sujeta la eficacia o extinción de una obligación.

 

             Se le clasifica en suspensivo o extintivo, convencional, legal o judicial o determinado o indeterminado.

 

             El plazo es suspensivo cuando la realización de los efectos jurídicos o exigibilidad de la obligación está sujeta a la llegada de un acontecimiento. Es extintivo cuando su cumplimiento extingue los efectos de un acto jurídico, mismos que sufrieron plenamente hasta que se venció el plazo.

 

             El plazo es convencional o voluntario cuando ha sido fijado por las partes, es legal cuando ha sido fijado por una norma jurídica de observancia general y es judicial cuando ha sido fijado por autoridad jurisdiccional.

 

             Aunque el plazo o término se caracteriza por la certeza de su realización o cumplimiento, se le clasifica en determinado e indeterminado en relación al conocimiento de la fecha precisa en que se ha de cumplir. Así es determinado cuando se conoce la fecha precisa de llegada e indeterminado cuando el acontecimiento necesariamente ha de llegar pero se ignora el día preciso (p.e. la muerte).

 

             En cambio, el vocablo término, se define como el momento en que ha de cumplirse o extinguirse una obligación.

 

             En razón de lo anterior, es axiomático que tratándose de los juicios de los que conoce el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa de conformidad con lo dispuesto por el artículo 14 de su Ley Orgánica, una vez que el contribuyente ha sido legalmente notificado de la sentencia mediante la cual confirma la resolución combatida o en su caso considere que ésta no satisface su interés jurídico, toda vez que puede acontecer que a pesar de que la Sala correspondiente declare la nulidad lisa y llana de la resolución impugnada, el actor la controvierta interponiendo demanda de garantía, con el argumento de que mediante la sentencia de amparo le reconozcan un derecho, como puede ser una indemnización. Por tal motivo,  el afectado cuenta con un plazo de quince días para interponer, ante la autoridad responsable (la Sala del Tribunal que emitió la sentencia) la demanda de amparo directo. Derivado de ello, la Sala tendrá la obligación de hacer constar al pie del escrito de la sentencia, la fecha en que fue notificada al quejoso la resolución reclamada y la fecha de presentación del escrito, así como los días inhábiles que mediaron entre ambas fechas.

 

             Sin embargo, es muy frecuente que el contribuyente, (actor en el juicio de nulidad, quejoso en la demanda de garantías),  interponga la citada demanda de garantías ante la autoridad responsable el último día del plazo de quince días que establece la Ley de Amparo, si se presenta hasta antes de las 15:30 horas del día de su vencimiento no existirá problema alguno, sin embargo ¿Qué sobreviene si la demanda de garantías se intenta presentar a las 16:00 horas y el área de oficialía de partes se encuentra cerrado? Cualquiera opinaría que ya ha fenecido el plazo para la presentación de la demanda de garantías y en consecuencia el asunto está perdido.

 

             Para responder a tal interrogante es necesario referirnos primeramente a la acepción de plazo, y  derivado de ello concluir que si bien es cierto que la demanda de garantías se está presentando el día de su vencimiento, también es cierto que siendo las 16:00 horas, el día aún no ha fenecido,  en consecuencia aplicando la expresión “término” al caso concreto, como el momento en que ha de cumplirse o extinguirse una obligación, podemos concluir que el día fenece hasta las 24:00 horas.

 

             Para un mayor abundamiento a continuación me permito transcribir el contenido de la Jurisprudencia número 2a./J. 106/2009  emitida por la Segunda Sala de nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación en sesión privada del día ocho de julio de dos mil nueve, en las cual, los ministros se pronuncian al respecto, otorgando con ello seguridad jurídica a los contribuyentes que se ubiquen en tal hipótesis.

JURISPRUDENCIA    2a./J. 106/2009

DEMANDA DE AMPARO DIRECTO. EL DÍA DE TÉRMINO PARA SU PRESENTACIÓN ANTE LAS AUTORIDADES RESPONSABLES COMPRENDE LAS VEINTICUATRO HORAS NATURALES.

Los artículos 21, 23 y 163 de la Ley de Amparo, así como el 292 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a aquella, establecen que la presentación de la demanda de amparo directo ante las autoridades responsables podrá hacerse fuera del horario de labores el día de vencimiento, lo cual significa que podrá presentarse ante el secretario autorizado o en la Oficina de Correspondencia Común u Oficialía de Partes Común –según la denomine la ley respectiva– entre la hora de conclusión del horario de trabajo y las veinticuatro horas, lo que deberá tomarse en cuenta para realizar el cómputo del plazo legal. Ello es así, porque el día de término para la presentación de la demanda en el juicio de amparo directo se entiende de veinticuatro horas naturales, contadas de las cero a las veinticuatro. Así las cosas, debe admitirse la demanda de garantías presentada antes de las doce de la noche del último día del plazo de quince días establecido por el referido artículo 21.

Contradicción de tesis 209/2009.- Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Segundo en Materia Administrativa del Tercer Circuito, Décimo Primero en Materia Civil del Primer Circuito y Tercero en Materia Administrativa del Tercer Circuito.- 1 de julio 2009.- Cinco votos.- Ponente: Genaro David Góngora Pimentel.- Secretario: Rolando Javier García Martínez.

Tesis de jurisprudencia aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del ocho de julio del dos mil nueve.

(El énfasis es nuestro)

 

Si bien es cierto que la fracción III del artículo 6 del Reglamento Interior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, estatuye que únicamente se recibirán promociones en el horario establecido de las 8:30 horas a las 15:30 horas, el citado reglamento interior por ningún motivo puede contravenir lo dispuesto por el artículo 21 de la Ley de Amparo, puesto que aceptarlo simplemente traería como consecuencia vulnerar el derecho del quejoso de recibir justicia al impedirle ejercer su derecho a presentar su demanda de garantías en el término fijado por la Ley.

 

En el mismo sentido se ha pronunciado la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al emitir la Jurisprudencia número 2a./J. 107/2009, la cual a continuación se transcribe:

 

JURISPRUDENCIA    2a./J. 107/2009

AMPARO DIRECTO. EL PLAZO PARA LA PRESENTACIÓN DE LA DEMANDA NO PUEDE RESTRINGIRSE POR EL HORARIO DE LABORES FIJADO POR LAS AUTORIDADES RESPONSABLES EN ACUERDOS ADMINISTRATIVOS O EN LEYES SECUNDARIAS.

El día del vencimiento del plazo para presentar la demanda de amparo directo comprende las veinticuatro horas, como lo prevén los artículos 21, 23 y 163 de la Ley de Amparo, así como el 292 del Código Federal de Procedimientos Civiles de aplicación supletoria de aquella, de ahí que no puede restringirse por el horario de labores fijado por las autoridades responsables, máxime que en la materia del juicio de amparo es indiscutible que rige la Ley Reglamentaria de los Artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; efectivamente, no puede aceptarse que la presentación de la demanda de amparo directo quede sometida a la ley de la que surge el acto reclamado o a los acuerdos administrativos de los tribunales responsables que fijan horarios de trabajo, pues con los mismos se limita a los gobernados el acceso a la impartición de la justicia constitucional, al impedirles ejercer sus derechos dentro del plazo establecido por el referido artículo 21.

Contradicción de tesis 209/2009.- Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Segundo en Materia Administrativa del Tercer Circuito, Décimo Primero en Materia Civil del Primer Circuito y Tercero en Materia Administrativa del Tercer Circuito.- 1 de julio 2009.- Cinco votos. Ponente: Genaro David Góngora Pimentel.- Secretario: Rolando Javier García Martínez.

Tesis de jurisprudencia aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del ocho de julio del dos mil nueve

            

             Ante la evidente violación por parte de la autoridad responsable, es aconsejable que el quejoso, ubicándose en la hipótesis jurídica planteada, presente demanda de Amparo Indirecto ante el Juez competente, con la finalidad de que la autoridad señalada como responsable le acepte la demanda de amparo directo y por supuesto en aras de hacer valer la supremacía de la Constitución General de la República.

 

             En razón de lo anterior, es aconsejable  que como abogados litigantes  exorcicemos el paradigma de dejar las cosas para el último día y presentemos nuestras promociones en tiempo, para evitar  caer en la hipótesis sujeta a estudio y evitar que los recursos con los que cuenta el Poder Judicial de la Federación se desgasten en cuestiones superfluas como lo constituye el análisis del amparo indirecto presentado ante el Juez de Distrito, con la finalidad de que nuestra demanda de garantías en amparo directo nos sea aceptada por la autoridad responsable.

 

             En el mismo sentido y tomando en consideración las jurisprudencias transcritas en los párrafos precedentes, sería recomendable que el  Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa  realizara las adecuaciones pertinentes a su Reglamento Interior, con la finalidad de ampliar hasta las 24:00 horas el horario para que las promociones que se presenten en oficialía de partes sean recibidas por el personal para con ello darle plena eficacia a las jurisprudencias transcritas anteriormente.

Cuadro de texto: 


 

Regresar a Menú Anterior

 

EL TERMINO PARA LA INTERPOSICIÓN DE LA DEMANDA DE AMPARO DIRECTO ANTE  LAS AUTORIDADES RESPONSABLES COMPRENDE LAS VEINTICUATRO HORAS NATURALES.

ANÁLISIS FISCALES